miércoles, 24 de julio de 2013

trocitos reales - BLINDADO DEL INFIERNO

Quedé con un amigo para acercarme hasta donde estaba el, era de hierro y acero, concebido con fuego a golpe de hidráulico, mas viejo que yo aunque nació después. Hace tiempo nos encontramos, yo sentía un orbe en el estomago desde hacía mucho y el era el ser que se acercaba mas a mis sueños, entonces lo vi y lo quise, el deseo era tal que anulo toda percepción griega y lo hice mio, aun sin derecho gubernamental lo monte, oculto en la noche, arropado de soledad, sintiéndome protegido de encontronazos y miradas de desprecio, esto es España oiga y yo el macho mas feliz de la tierra, pero aquella comunión duro un instante iniciático, aun caliente y necesitando mas golpes de forja tuve que dejarlo...

... me dije entonces que era momentaneo, como esos niños con pelo en la cara con los sueños nadando frente a sus ojos y diciendo que lo que hacen en ese momento es temporal, que delante aguarda la carroza del triunfo, rodeada por los vítores de los que definen tu alma, borracho de amor a todo, te habrías dejado descoyuntar con una risa histérica de gloria desgarrando tu cara.

  Hoy fui a verlo, es hora de liberarlo, ya lo era hace mucho, pero yo no quería verlo, aun alimento la esperanza de salvarlo y quizás coser la herida que me ha producido mi error de calculo, nadie me enseño a construir un sueño, ni siquiera a construir un hombre, en el atanol de la vida me he forjado, y no lo he sabido hasta que ya fuera y humeante, comencé a darme forma a base de golpes de amor, las mas bellas de mis formas, la ha esculpido una hembra, por supuesto. gracias. Te quiero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario